info@hermandaddelasaguas.org

954 213 975

.

Queridos Hermanos en el Santísimo Cristo de Las Aguas.

Comenzamos este nuevo curso 2023-2024 con ilusión y ganas de continuar trabajando en los fines que establecen nuestras Reglas: Dar culto público a Dios nuestro Señor y su Madre Santísima la Virgen María, promover la fe, fomentar la evangelización cristiana, ejercer la caridad cristiana y establecer vínculos fraternos y de amistad entre sus hermanos.

Después de la aprobación al final del pasado curso de la restauración de la Sagrada Imagen de nuestro Titular el Santísimo Cristo de Las Aguas y la suscripción de un crédito para abordar el ilusionante proyecto de orfebrería para el paso de María Santísima de Guadalupe, hemos tenido un verano muy intenso en cuanto a actividad en nuestra Capilla. Se ha aprovechado el paréntesis estival para acometer mejoras que esta Junta entendía que eran necesarias abordar con el objetivo de sustituir la instalación eléctrica, sistema de sonido, sistema de seguridad, pintura y tapizado del altar mayor. Aún quedan, como suele ocurrir en estas ocasiones, detalles que rematar, pero los frutos ya son visibles y estamos seguros de que los hermanos de Las Aguas sabrán apreciar encontrarse una Capilla a la que hemos pretendido devolver la dignidad de Templo para el culto, belleza en su sencillez y seguridad para su uso por los hermanos.

Además presentamos una nueva WEB actualizada que se ha pretendido mejorar su aspecto (con una presentación adaptada para teléfonos móviles), accesibilidad de sus contenidos y permitiendo que sea una herramienta de comunicación y gestión eficaz para los hermanos. Como complemento se presenta un nuevo portal del Hermano y una nueva App (disponible en PlayStore de Android y App Store de Apple) de la Hermandad en la que se permite a los hermanos, a través de su área personal, realizar gestiones, conocer sus datos como hermano, solicitar telemáticamente la papeleta de sitio, realizar el pago de las cuotas o aportar donativos, por ejemplo.

Por último una reflexión. Siendo importante todo el esfuerzo que se hace por parte de todos los hermanos en mejorar el aspecto de nuestra Capilla, el mantenimiento de nuestras Sagradas Imágenes Titulares y el enriquecimiento de nuestro patrimonio destinado al culto, no debemos olvidar que todo queda en nada si no es para mayor honor y gloria de Nuestro Señor y Su Bendita Madre, promoviendo y difundiendo el Evangelio que Él nos dejó, practicándolo con nuestro ejemplo de vida cristiana: “En esto sabemos que estamos unidos a Él: el que afirma que está unido a Él debe comportarse como Él se comportó” (1 Juan 2:6).

Me gustaría terminar con las palabras que nuestro Pastor nos ha dirigido con motivo del comienzo del curso a propósito del proceso de aprendizaje en las personas en general y en los cristianos y jóvenes en particular, consciente de esta necesidad en estos tiempos difíciles para vivir y manifestar públicamente nuestra fe: “El aprendizaje se forma mediante el pensamiento y el lenguaje, mediante las motivaciones y las emociones, mediante la personalidad y las actitudes. La posibilidad de aprender en todos estos ámbitos es motivo de esperanza para nosotros. /../ Por tanto, esperanza en Dios y esperanza también en las personas concretas. Esperanza en nuestra capacidad de aprender, de aceptar y asumir los cambios necesarios que nos dictan la experiencia y las exigencias y las mismas dificultades de nuestras respectivas tareas. Comienza un nuevo curso, una nueva oportunidad para aprender y enseñar.”


Que el Santísimo Cristo de Las Aguas y su Bendita Madre en sus advocaciones de Rosario, Mayor Dolor y María Santísima de Guadalupe os bendigan.


Narciso Cordero García